jueves, 9 de septiembre de 2010

El "Ser de Enfermería" por Evelin Pinto

"Sobre el ser de Enfermería"

Este texto aborda el análisis sociológico de la profesión de enfermería en España a través de las ideologías y de la evolución histórica de las mismas. La función que tiene el profesional de enfermería en la sociedad es prestar un servicio a la comunidad, en la cual las necesidades de salud van cambiando y como respuesta a este cambio la respuesta ha sido muy limitada por parte del profesional de enfermería ,ya que ,es más bien un ejecutador de técnicas delegadas por un médico. Esta subordinación generó indudablemente un descontento entre los profesionales.

La tendencia profesional se entiende mejor analizando las ideologías, que son definidas por la sociología como un sistema de ideas y juicios explícitos y estructurados, de un grupo o colectividad. Hoy en día la ideología es definida como un programa sociopolítico. En cuanto a enfermería las ideologías son un conjunto de creencias y valores han servido para que este grupo profesional desempeñara en la sociedad un determinado papel dirigido y dependiente del grupo profesional médico. La enfermería consistía en una respuesta intuitiva para proporcionar cuidados, los cuales también se brindaron durante el cristianismo y su fundamento filosófico era la dignidad humana. Con esto vemos que predominaba lo religioso y maternal”. Estos aspectos son inherentes a una persona que tiene la vocación de servir al prójimo, al que necesita de ayuda para cuidarse a sí mismo, no somos nada si no llevamos en nuestro interior ese instinto de sentir compasión, de querer proteger, y que eso lo llevamos dentro si primero valoramos a la personas como tal, valoramos la dignidad humana. Con estos elementos, además de mi formación ética y profesional podre demostrar a la sociedad, lo que es el ser de enfermería.

Durante la revolución industrial resurgió bastante la medicina, nos así la enfermería. Ya hacia el siglo XIX surge la enfermería como profesión gracias a Florence Nintengale, se desprende de sus planteamientos, que el trabajo emanaba de las órdenes del doctor e implicaba tener ciertas destrezas y además era una carrera creada para la mujer. Es más bien un oficio técnico y se deja de lado, lo religioso y lo maternal. En lo que respecta a esto debemos estar de acuerdo en que la técnica por sí sola no existe, esta debe tener principios éticos y debe obedecer a la dignidad humana.

Posteriormente, se consideran las características que se desprenden de la actividad de enfermería como ideologías, las cuales se desprenden de los manuales de enfermería en España. Existían las ideologías medio-medico, la profesión femenina, misión apostólica, subordinación al médico. La enfermera como medio-medico involucra tener menos conocimientos que un médico y colaborar con este teniendo ambos funciones definibles. Se analiza la relación médico-enfermera clasificándola en la antigua y la nueva norma. En este sentido la nueva norma plantea como es actualmente esta relación, la cual involucra para la enfermera autonomía y responsabilidad profesional en la actuación de enfermería tanto en actividades dependientes e independientes del médico. La practica tuvo gran importancia pues esta predominada por sobre los conocimientos teóricos. Siendo que esto no debía ser, porque el actuar de enfermería debía tener sus fundamentos para ejercer, estos conocimientos nos identificarían hoy en día como el ser de enfermería, que trasciende en la sociedad y tiene un sello propio.

Se plantea también a la enfermera como el único intermediario entre el médico y el enfermo. Esto en la actualidad es diferente pues existe un trabajo interdisciplinario y así debe ser, ya que, las necesidades son variadas. De modo que existen especialistas que pueden abordar eficientemente ciertas necesidades alteradas y así lograr una mejoría temprana en los pacientes. Todo esto se logra gracias a la coordinación de un trabajo en equipo, en el que está incluida la enfermera.

Se define al practicante como el auxiliar inmediato del médico en todas sus actividades profesionales, y la enfermera la intermediaria entre el médico y enfermo, así como también realizar funciones técnicas y otras de carácter secundario. El enunciado que habla de la enfermera como ser inferior trata nuevamente la dependencia que debe tener con el médico, tratando además del respeto que ella le debe a él. Pero si nos ponemos a pensar esto transgrede lo que involucra ser persona, acá estamos valorando mas a una persona por ser médico y desmereciendo otra por ser enfermera. Lo que no debiera ser si pensamos que todos somos personas y somos todos dignos de ser respetados de igual forma.

En cuanto a que en la enfermería predomina la presencia femenina es una realidad pero los hombres igualmente están capacitados para ejercer esta profesión y pueden poseer al igual que la mujer ciertas cualidades humanitarias. La diferencia viene dada en la forma de otorgar el cuidado, la expresión en sí misma, de manera maternal, cariñosa y tierna, que es más bien como una obligación según lo planteado en algunos manuales.

Se hace énfasis a la imagen que debe tener la enfermera, debe estar dotada de buena salud, que posea fortaleza física, que se observe una vida higiénica. En cuanto a esto, es muy importante pues si vamos a educar a un paciente debemos tener conciencia de que lo que le estamos pidiendo, lo estamos practicando también. Debemos tener buena salud, practicas higiénicas, descansar como es debido, hacer ejercicios, en fin lo que involucra un estilo de vida saludable y que además debe ir de la mano con nuestro bienestar psíquico-emocional.

Como mencione anteriormente es importante tener la vocación de servir al prójimo, y destaco que debe haber algo de empatía en quienes surge esta vocación, esta cualidad de algún modo logra lo primero, sensibilizarte para después querer ayudar, yo tomo el lugar del otro para comprender lo que siente y de acuerdo a eso también fundamento mi actuar tratándolo tal cual como yo espero que me traten.

También los manuales hablaron sobre el altruismo implícito en esta profesión, pues así es cuando uno toma la decisión de hacer carrera de enfermería debe ser a conciencia, que es lo que más me llena y me hace sentir que si sirvo para las personas, quiero dejar una huella en ellas, brindándoles todo lo que esté a mi alcance como profesional de enfermería y muy importante es que tengamos los deseos de hacer el bien pero no por recibir algo a cambio, a mi me va a llenar el irme satisfecha a casa sabiendo que logre mi propósito, que hice algo por una persona y quizás dejé alguna huella en ella.

En lo que respecta a la subordinación total del médico trata sobre la autoridad suprema por sobre la familia, el enfermo, la enfermera, el es el que manda y con esto se está transgrediendo al ser humano, la dignidad humana, y nosotros como enfermeras debemos estar conscientes de que se debe tener responsabilidad ética en el actuar y centrar nuestra atención al paciente , el cual es persona, por ende tiene la capacidad de decidir , debe ser respetado, tiene la capacidad de ser responsable de sus actos. Así en nuestros tiempos se ha dado un vuelco en lo que a esto respecta pues existen otros profesionales que trabajan en conjunto con el médico y la enfermera, de esta manera se han perfilado nuevos roles los cuales tienen autonomía y autocontrol frente a las condiciones de trabajo. De esta manera la evolución nos muestra un entorno laboral un poco más equitativo, donde se reconocen las funciones del otro y además el cuidado se centra en el paciente.

El texto hace referencia al aseo minucioso, la pulcritud y la más estricta decencia en la presentación de la enfermera, además de prácticas higiénicas no solo por prevenir infecciones sino además para dar el ejemplo y siempre después de alguna actividad y antes de comer. Como lo mencionado anteriormente, es importante la imagen que proyectamos debemos demostrar buena salud, higiene, debemos practicar lo que nosotros también queremos ver reflejado en nuestros pacientes, Todo mensaje entregado debe ser coherente con nuestro actuar y este debe tener además fundamentos éticos, por ejemplo, con el lavado de manos, prevenimos infecciones, y con esto estamos protegiendo la salud de nuestros pacientes.

Como conclusión, se analizaron las ideologías existentes a lo largo del tiempo, y algunas siguen vigentes como la subordinación, que se contrapone a la colaboración .La autonomía que tiene la enfermera en ciertas áreas amerita un mayor conocimiento, y así lo está haciendo ajustándose al medio y está lejana de la formación medio- medico. Además la carrera a lo largo del tiempo ha sido feminizada y aun la enfermería tiene ciertos rasgos de lo que es una ocupación más que una profesión. Hoy en día se está en la búsqueda de la autonomía total y el control de la práctica por la propia profesión. Con esto vemos como la cultura y las vivencias de una sociedad pudieron determinar características que le son propias a la enfermería, y como la evolución se encargo de modificarlas en cierto grado. Estas ideologías marcan nuestro quehacer y dejan un sello propio. Pero debemos trabajar en promover cambios que favorezcan nuestra autonomía y sobre todo el control de la práctica, que refleja a una sociedad lo que involucra el ser de enfermería y si vemos falencias y estigmas negativos en esto, tendremos que encargarnos las nuevas generaciones de demostrar que somos seres con vocación de ayuda y que tenemos un actuar coherente con la formación que se nos entrega.



 
 
Evelin...                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada